Una vez más se cogieron el dedo con la puerta

Por: Marco Velázquez Cristo.

Semanas llenando las redes y portadas de los medios anticubanos y de otros que desde dentro le hacen el juego, de artículos y comentarios sobre el concierto de Pablo Milanés, intentando crear expectativas sobre lo que sucedería en el mismo.

Y Llegó el esperado día. Por los más, para escuchar y disfrutar de las canciones de un artista que, al margen de su cuestionable cambio en su manera de pensar, que defino así, para no entrar en detalles que no son el objetivo de este escrito, tampoco la intención es atacarlo, resulta junto a Silvio Rodríguez uno de los principales exponentes de la Nueva Trova, cuya obra artística tiene un innegable  valor cultural. Por una ínfima minoría, porque pensaron que el concierto se convertiría en show político contra la Revolución. Algo que alentaban desde Miami.

Pero como no pasó lo que esperaban, recurren, frustrados, a las mentiras y la manipulación. Dicen desde la Florida que el Coliseo de la Ciudad Deportiva estaba lleno de agentes de la Seguridad del Estado. Esta evidente mentira está dirigida a tratar de justificar la ausencia de manifestaciones contrarrevolucionarias en el lugar.

Aseguran que la internet estaba muy lenta, insinuando que, el gobierno pudiera haber creado intencionalmente el problema para obstaculizar la transmisión en vivo del evento, y de esa forma evitar que fueran divulgadas las expresiones de rechazo a él que esperaban se producirían, y que como ya dijimos nunca sucedieron.

Esa manipulación mediática de algo que, en otras ocasiones ha ocurrido, por limitaciones técnicas no imputables a las autoridades del país, y si a las medidas que aplica el gobierno estadunidense contra Cuba, las cuales afectan el uso de la internet por los cubanos, cuestiones bien conocidas, deja al descubierto no solo las carencias éticas de quienes nos adversan, sino también su frustración por no tener de que agarrarse para montar la campaña de descredito que ya tenían lista contra el gobierno cubano.

Pablo Milanés actuó para su público que coreó sus canciones, al que definió como el mejor para el que ha cantado. “Ustedes se pasan”, expresó dirigiéndose a quienes lo ovacionaban.

Fue un evento netamente cultural. Sin odios, ni reproches. Sí querían que tuviera otro carácter, una vez más se cogieron el dedo con la puerta.   

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.