¿Tiene moral Biden para cuestionar a Rusia?

Por: Marco Velázquez Cristo.

El cinismo y la mitomanía son características de los políticos norteamericanos, Joe Biden no escapa a ellas. Su pasado y actual conducta ante las acciones militares de Rusia en Ucrania así lo demuestran.

Veamos:

Como senador fue uno de los más fuertes partidarios del uso de la fuerza en el conflicto de los Balcanes, su influencia se considera determinante en la decisión tomada por el entonces presidente Bill Clinton de utilizar la fuerza militar contra el ejército de Slobodan Milošević.​

Siendo Presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, apoyó las políticas del presidente George W. Bush, de enviar tropas a Afganistán. En octubre de 2002 votó a favor de la resolución que autorizaba al Gobierno a utilizar la fuerza contra Irak. Su apoyo se considera decisivo por el cargo que desempeñaba.

En 2011 como vicepresidente de los EE.UU. apoyó la intervención militar de la OTAN en Libia.

¿Cuántas muertes entre ellas las de personas inocentes costaron estas posiciones de Biden?, resultan muy difícil de establecer las cifras exactas, pero, de que fueron altas, nadie lo puede negar.

Pero hay más, el Biden que hoy se horroriza por la decisión del presidente ruso Vladimir Putin de reconocer a las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk que clama por la integridad territorial de Ucrania; en noviembre de 2006, de conjunto con Leslie H. Gelb, presidente emérito del Council on Foreign Relations, propuso un plan para Iraq basado en la experiencia de Bosnia, en el cual proponía dividir Iraq en 15 áreas federales a lo largo de líneas étnicas, lo que equivalía a fragmentar el país.

Esta sola pequeña muestra de las tropelías del presidente del imperio que refleja sus pésimos antecedentes, lo descalifica para andar dándoselas de juez de las acciones de otros.    

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.