Los olvidos de los “super economistas”

Por: Marco Velázquez Cristo.

«Buena voluntad significa (…) no ser un vanidoso…»

Fidel.

Alguien hace unos días me cuestionaba por chat que, me repetía mucho respondiendo a los que ignoran el bloqueo y otros factores en sus análisis sobre la situación económica del país, le respondí que, sí ellos no se cansan de obviarlos y utilizan elementos de la realidad para crear una imagen distorsionada de lo que está pasando, no podíamos cansarnos de contraponer a esas acciones nuestra verdad. Guardar silencio no es una opción, mucho menos en momentos como los que estamos viviendo.  

Y es que, las complejidades del escenario interno cubano, sirven a algunos para, dar rienda suelta a sus egos y farolear tratando de “demostrar” sus “capacidades” de “especialistas” de altos vuelos. Sin embargo, llama la atención como en sus “análisis”, obvian los factores más importantes que están condicionando esas complejidades, y se centran en tratar de demostrar que lo que llaman el bloqueo interno es el responsable de estas, léase el gobierno que, según ellos no hace lo que debe para resolver la difícil situación económica que confrontamos.

Lamento que el intelecto humano no haya logrado crear un simulador semejante al que existe para los pilotos. En este caso, para simular las condiciones en que ha tenido que desenvolver su actividad el gobierno cubano, a partir de 1959. Eso nos permitiría sentar a los “super economistas” a tomar decisiones sin arriesgarnos a perderlo todo. Estoy seguro que reprobarían el examen, incluso no descarto que, algunos que dicen ser revolucionarios y socialistas se quiten el disfraz y muestren lo que realmente piensan.

En este contexto economistas como Pedro Monreal, Omar Everleny y otros no menos “sabios” reparten “mágicas” recetas en las redes para “solucionar” los problemas de nuestra economía, pero en ninguno de sus “análisis” integran los impactos negativos que sobre ella tienen factores que están determinando su estado actual, a saber, el bloqueo recrudecido y la pandemia. Adicionalmente no se puede subestimar la influencia en el agravamiento de la crisis de la economía mundial de las sanciones aplicadas a Rusia por EE.UU. y la Unión Europea bajo el pretexto de su operación militar especial en Ucrania.

Resulta paradójico que especialistas de su “talla” que blasonan de estar bien informados, con acceso a sitios como  Economist Intelligence Unit (E.I.U.) de prestigio en materia económica, no tomen en cuenta en sus análisis lo que en él se publica sobre, la repercusión negativa de la Pandemia de Covid 19 y el efecto de lo que ocurre con Ucrania en la economía mundial y la de los países en desarrollo. También es inexplicable que obvien la opinión del Banco Mundial (BM) sobre estos temas.

Abro paréntesis para aclarar que, seleccioné a E.I.U. y al BM porque algunos de ellos son adictos a ellos y cuando les conviene los citan. Además, uno de los que mencioné a escrito para E.I.U., sitio que aseguró hace algunos años que, de levantarse totalmente el bloqueo, el PIB de Cuba subiría un 2%.  

Quisiera ver un análisis en el cual estos personajes empiecen evaluando la situación económica del país a inicios del 2020, su evolución bajo las influencias negativas combinadas de las medidas de recrudecimiento del bloqueo, la pandemia de Covid 19 y de la crisis generada por esta en la economía mundial, incluyendo su agravamiento por lo vinculado a Ucrania. Ah, muy importante, sin subjetividades, ni especulaciones, tampoco con manipulaciones, todo basado en el análisis objetivo de los datos y elementos que se utilicen en él.

Decía Eduardo Galeano, “La primera condición para modificar la realidad consiste en conocerla”. Entonces, sí esta gente se empeña en desconocerla, nada bueno pueden aportar para cambiarla en el sentido correcto. 

Una valoración justa, no igual a las que hoy esparcen por las redes, en las cuales entre otras cosas pareciera que, solo Cuba ha experimentado un agravamiento de los problemas económicos a partir del 2020, obviando que, países que no sufren un bloqueo como el que nos ha impuesto el imperio, que tienen acceso a créditos de instituciones como el Fondo Monetario internacional, sus economías prácticamente han colapsado por el impacto de la pandemia.

Quizás alguien me reproche el no haber mencionado los errores que se puedan haber cometido en el proceso revolucionario en decisiones de carácter económico, pero lo hago conscientemente, porque el que hoy Cuba siga siendo libre y soberana con su proyecto socialista en pie, a pesar del bloqueo, de la hostilidad imperial, del derrumbe del campo socialista, de la desintegración de la URSS, de la pandemia, de adversidades climatológicas, dice que, han sido infinitamente más los aciertos que los desaciertos y que ninguno de estos fue estratégico. Mantener la obra revolucionaria victoriosa merece respeto.  

“…El socialismo, como régimen que nace, no está exento de dificultades, de deficiencias, de búsquedas y errores…”

Fidel.

Finalmente, no espero un análisis imparcial y objetivo de estos “titanes” del pensamiento económico, pues se estarían desmintiendo a sí mismos y de hecho reconociendo que, no es un gobierno ineficiente o incapaz el que gobierna la mayor de las Antillas, y que el sistema elegido por los habitantes que la pueblan no es fallido. Por eso no lo hacen.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.