La campaña solapada del Toque contra el nuevo Código de las Familias

Por: Marco Velázquez Cristo.

El Toque plataforma subversiva al servicio de los intereses de nuestros enemigos y digo de nuestros…, porque, nunca fue cubana y siempre estuvo, ha estado y está vinculada a proyectos contra Cuba, ha creado una sección, a la que llaman plataforma, cuyo fin según explicitan es para, “informar el voto” de los cubanos sobre el nuevo Código de las Familias.

¿Qué dicen en concreto que es?

Según los administradores del sitio, se trata de, los cito, “una herramienta que ofrece una visita guiada por el anteproyecto de ley, con más de 100 comentarios de especialistas jurídicos sobre los principales cambios y avances del texto…”

Pero, ¿qué significa esto?

En realidad, es una acción mediática dirigida a tratar de influir en el voto ciudadano sobre el mencionado documento y no precisamente de manera positiva. Es una campaña contra él, algo que se evidencia en el contenido de los largos artículos que dentro y fuera del nuevo apéndice del Toque tratan el tema en esa plataforma.

Hay que decir que, las introducciones y etapas iniciales de los artículos y comentarios son por lo general hábiles ejercicios literarios dirigidos a crear una falsa imagen de «objetividad» e «imparcialidad» de los analisis y opiniones que se nos presentan, a la vez que resaltan la supuesta sapiencia de sus autores.

No voy a hacerle propaganda a las tergiversaciones y manipulaciones que en ellos se hacen sobre el documento en cuestión,  solo mencionaré para ilustrar la manera en que abordan el debatido tema de la patria potestad vs responsabilidad parenteral. Es un homenaje a la más cinica hipocresía y doblez humano.

Reproducen la pérfida manera de ganarse la confianza del lector a que hice referencia iniciando su explicación con aparente intención esclarecedora, comparando lo que establece el actual Código con lo que propone el nuevo, hasta que llegan al punto donde revelan lo que verdaderamente quieren transmitir y es la supuesta posibilidad de que las madres y padres “disidentes”, léase contrarrevolucionarios, sean separados de sus hijos, situación que según afirman existe desde hace muchos años y el nuevo Código refrenda.

Vale preguntarle al Toque, ¿a cuantos padres o madres se le han quitado sus hijos por sus posiciones políticas o acciones contra la Revolución?

Saben perfectamente que nunca ha ocurrido un caso de esa naturaleza a lo largo de todo el proceso revolucionario. Pero crear mediáticamente esa posibilidad inexistente, tiene la finalidad de desacreditar el anteproyecto, generar dudas sobre la honestidad con la cual se hace su propuesta, y posicionar la idea de que legitimará supuestas viejas injusticias. Como dijimos anteriormente el fin supremo de quienes tras bambalinas dirigen la línea editorial del Toque y de los que servilmente la ejecutan es influir negativamente en el voto sobre el nuevo Código de las Familias.

En este contexto, el REGLAMENTO SOBRE EL MODELO DE ACTUACIÓN NACIONAL PARA LA RESPUESTA A INCIDENTES DE CIBERSEGURIDAD establece en su Anexo II.

El Toque además de estar infringiendo el mencionado Reglamento con acciones que son catalogadas por este de un nivel de peligrosidad alto, está irrespetando la Constitución que, establece como límite del ejercicio de los derechos de las personas, los derechos de los demás, la seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes. Digo esto último por si traen a colación, alguno de los derechos que suelen esgrimir para justificar sus tropelías mediáticas.

El Toque no tiene facultad, ni autoridad moral, mucho menos prestigio patriotico para aleccionar a los ciudadanos cubanos sobre cómo deben votar, séase para elegir o decidir sobre aspectos importantes de la vida social del país, máxime si lo hace de la manera repugnantemente cínica e hipócrita con la cual pretende disfrazar su felonía.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.