El filo de Con Filo rasga el disfraz de La Vieja Cuba y la Dama de las Azaleas se enfada

Por: Marco Velázquez Cristo.

Dice Alina Barbara López Hernández (ABLH) la Dama de las Azaleas que, La Joven Cuba (LJC) no es contrarrevolucionaria y que al programa Con Filo que, la acusa de tal, hay que cambiarle el nombre. Quien trate de encontrarle algún sustento a esa afirmación, convulsiona.

A la que hay que cambiarle no solo el nombre sino también el país al que pertenece, es a esa meretriz mediática (me estoy refiriendo al sitio), la cual hasta los esquimales saben que, es una plataforma que se gestiona desde EE.UU. y su línea editorial se decide desde allí, país donde reside su director Harold Cárdenas Lema, quien decía solo estar “becado” en él.

En el caso de Alina, Lema, le dio el cargo de coordinadora, es decir ella es su representante en Cuba, se encarga, de acuerdo a los temas que él indica deben ser tratados, de seleccionar los autores, contactarlos y naturalmente acordar la paga.

ABLH como todos los de su “clase” se muestra reticente a reconocer que recibe dinero por traicionar a su patria, y cuando se les acusa de ello, exigen pruebas. Invirtamos la exigencia: demuestre usted Alina que, tiene fuentes de ingresos lícitos que le garantizan el sustento. ¿De que vive?, ¿de sus ahorros?

El pueblo cubano rechaza y no le gustan los parásitos, mucho menos los que, diciéndose sus defensores, se buscan el sustento traicionándolo. Alina lo sabe, y lo ha experimentado. Ella conoce de lo que estoy hablando.

Digo lo de los ahorros porque, a lo mejor a ABLH le da por imitar a Harold, quien, en una ocasión, con “desenfado” al cuestionársele con qué dinero financiaba sus viajes, argumentó que, con el de sus ahorros. Para esmorecerse de la risa.

En cuanto a Alina, ella está entre los autores, digamos, colaboradores oficiales, de la también mal llamada y necesitada de un cambio de nombre Cuba Próxima, lo que debe garantizarle una entradita de dinero adicional. Antes que ella, pasó por allí, su jefe, al que al parecer le pareció humillante, para una persona de su “categoría” el puestecito que le asignó Veiga y decidió, dejarla como su representante en dicha plataforma, con funciones de enlace.

Nada, problemas de egos, ambiciones y necesidad de aparentar que, no son la misma cosa, aunque lo son.

Referente al carácter contrarrevolucionario que, ABLH, niega tenga LJC, hay que tener un adoquín por cara para negar lo que, los textos que publican incluyendo los suyos, evidencian sin dejar lugar para la duda.

No voy por lo tanto a invertir tiempo en demostrar lo que ellos mismos se han encargado de hacer. Solo voy a recordarle a ABLH, una muy pequeña parte de lo que, se decía en el chat de Telegram del sitio que defiende.

 

Para terminar, como la presencia de Alina en ambas plataformas hace evidente la existencia de vínculos entre ellas, se pudiera usar un solo nombre para referirse a ambas, por ejemplo, La Vieja al Imperio Próxima, (para los mal pensados, reitero que estoy hablando de los nombres de los sitios y no me anima ninguna intención de burlarme o denigrar de Alina).

Parafraseando al conductor de Con Filo, el programa sigue rasgando las costuras de los disfraces de los Judas Iscariotes y adentrándose en su esencia traidora, revelándola ante el gran público.

Eso les duele, por eso lo atacan.

Nota: alguien pudiera pensar que, no le dado la seriedad que requiere la respuesta, a una afirmación tan mendaz como la que hace ABLH, pero es que, carece tanto de ella que, está para no tomarse en serio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.